Suscríbete y recibe en tu email nuestros mejores artículos.


Cultura SH2

Publicado el 6 septiembre, 2011 | por Sanchez-Heredero

1

De culpable a inocente

“Detenido en EE.UU. el director del FMI por agresión sexual a una camarera”, con este titular amanecieron los diarios el pasado 15 de mayo, explicando en su interior más detenidamente que Dominique Strauss-Kahn, fue detenido en el aeropuerto JFK de Nueva York cuando se disponía a coger un avión para volver a Francia.

Se le imputaba una agresión sexual a una camarera del hotel en el que se había hospedado e intento de violación. Aunque se vio en una situación parecida en 2008, consiguió salir sin cargos de la investigación.

Cuando esto sucedió Strauss-Kahn estaba centrado en su carrera política, ya que en Francia era el favorito para la presidencia francesa por parte del Partido Socialista para 2012. Estas intenciones políticas, y toda su vida en general, se vio truncada por la denuncia de la camarera. Quizá no es el mejor ejemplo, pero es el caso más reciente en el que alguien sin escrúpulos utiliza un problema de la sociedad actual para intentar lucrarse.

La semana pasada DSK, después de 4 meses, por fin pudo tomar un avión para volver a Francia. Pero antes de que esos meses hubieran terminado, la falsa denuncia de la camarera le ha costado a éste su carrera, ya que dimitió de su cargo como director del FMI, y su carrera política tendrá que esperar una temporada. Para empezar ya no podrá ser el representante del  Partido Socialista francés para las próximas elecciones.

¿A dónde quiero llegar con esto? Me parece sorpredente lo fácil que puede llegar a ser  arruinarle la vida a alguien y me explico. Hace unos veinte años, a  poca gente le importaba  el estado en el que se encontraban las mujeres, ya que debido al sometimiento que hemos tenido durante toda la historia, no teníamos ni voz ni voto y  menos para quejarnos de algo. Hace relativamente poco, se ha empezado a ‘dar bombo’ al tema de los malos tratos, también porque cada vez han muerto más mujeres a manos de descerebrados.

Hemos llegado al punto, que si llamas para decir que tu pareja, te maltrata, la policía se presenta en tu domicilio y se lleva a tu pareja  a la comisaría, sin necesidad del parte de lesiones, y por supuesto a éste, no hay nadie que le quite una noche en el calabozo.

Este trato es desmesurado, ni tanto ni tan poco, no hace falta que alguien pase la noche en un calabozo sin haber demostrado nada, pero tampoco tenemos que llegar al extremo de que alguien tenga que morir para que se tomen medidas.

Y pongo este caso, no solo por las mujeres maltratadas si no también por los hombres, que puede que conozcamos menos casos, no porque no los haya, sino porque muchos aparte del miedo que puedan tener, se sienten avergonzados, ya que la sociedad machista en la que vivimos se encarga de que este hecho parezca una vergüeza para el hombre que los sufre.

Me parece lamentable, rastrero, y muy bajo que alguien pueda fingir unos malos tratos o una agresión sexual, con tal de perjudicar a otro individuo, cuando hay miles de personas que lo sufren en sus carnes diariamente y su vida es dura y difícil, con heridas que ya no cicatrizarán. Esto dice mucho de alguien, pero nada bueno, porque quien es capaz de jugar con algo que le cuesta la vida a decenas de mujeres al año y; a otras tantas, secuelas de por vida, no se merece ni que le miren a la cara.

Escrito por Laura I. Sánchez-Heredero



Una respuesta a De culpable a inocente

  1. Marian dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo. Los hombres en este aspecto están totalmente desamparados por la justicia. Con una llamada pueden hacer que su vida cambie radicalmente sin tener culpa de nada. Aunque se demuestre que es inocente, siempre quedarán las dudas ante tus conocidos, antes tus hijos, tu trabajo puede peligrar, es injusto que algunas mujeres se aprovechen del dolor ajeno de miles de mujeres para hacer daño a la que fue su pareja. Hay que apoyar, por supuesto, a todas las mujeres que sufren maltratos, pero sin olvidarnos de los hombres que son victimas de nuestra actual sociedad y justicia que no nos paramos a mirar mas allá de lo que nos ponen delante de los ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Volver arriba ↑