Suscríbete y recibe en tu email nuestros mejores artículos.


Política 692_big

Publicado el 14 agosto, 2012 | por Escudero

0

Los Desahucios de Televisión Española

“Siete meses, ¡siete meses! ha tardado el tontaina del PP en cesar a esta periodista tan desacaradamente izquierdista y anti pepera (eso sí, ella, casada con un millonario). Si hubiese sido al revés, el PSOE la hubiese cesado a los pocos minutos de ganar las elecciones, como hicieron con Urdaci.”

Comentario aparecido en Yahoo TV el 6/8/2012

Cuando afilé el cálamo por última vez para salir en defensa de alguien, la situación era exactamente la opuesta. Pocas veces me paso del dibujo a la palabra, pero en aquella ocasión el comentario insultante de un bloguero izquierdista contra el cuerpo aún caliente del difunto Mingote fue más de lo que un viñetista puede soportar.

En esta ocasión cambia tanto la víctima como su profesión. El comentario reproducido arriba es un ejemplo de cómo determinadas lumbreras reaccionan ante el despido de una de las más atrevidas e incómodas periodistas que ha producido la televisión pública en los últimos tiempos (y no abandonen aún la sala, que pienso demostrarlo). En el mismo, se puede apreciar cómo el autor considera “un tontaina” a Rajoy por haber tardado tanto en despedir a Ana Pastor y colocar a los suyos, o al menos a gente que no sea “descaradamente anti pepera”. A lo que contrapone naturalmente el casarse con un millonario. Sólo se puede ser de izquierdas si eres pobre, chacho. Para rematar con alegría, acaba la perorata comparando el cesar a Urdaci, ese esclavo feliz, con despedir a la Pastor.

Despiden a una periodista que le espetó a Rubalcaba que eligiera entre Zapatero y González, y cuando el otro se negó, le dijo que entendía no tener que elegir “entre su padre y su madre”. La que le preguntó a Leire Pajín si su querida progenitora la había llamado por su cumpleaños, poniéndola nerviosa durante toda la entrevista por el reciente episodio de transfuguismo de la misma. La única profesional del gremio que ha tenido el valor de replicar a la Presidenta Aguirre: “Aquí no decide usted, aquí decidimos nosotros. Sé que le gustaría hacer una entrevista controlando las preguntas tanto como las respuestas”.

La valiente tocanarices, también, que defendió a un militante del PP de la furia demagógica de Rosa Díez, recordándole que “tiene tanto derecho como usted a responder desde la columna de un diario”. La que frenó los ímpetus de Alberto Garzón cuando éste decía que el PSOE era un partido de derechas, dejando caer: “Pues con ese partido de derechas, algún pacto han hecho ustedes”. La que interrumpió la retahila electoralista de Maria Dolores de Cospedal, una mujer que no ha vuelto a conceder una entrevista objetiva desde que reina en Castilla la Mancha.

Despiden, en fin, a un referente. Puede ser que en España exista la costumbre de enviar al paredón sistemáticamente a cualquiera que destaque. Pase. Soy español, y ganas me dan a veces de compartir esa postura. Pero la televisión pública parecía haber escapado al eterno maleficio de la Moncloa, y han tenido que venir estos señores engominados y con corbatita a recordarnos lo contrario. A recordarnos que la principal arma del periodista debería ser su lengua, y su principal objetivo los zapatos del político de turno. Amén.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Volver arriba ↑